Connect with us

Comunales

Pueblos originarios realizan rogativa por el “Buen Vivir” en Coquimbo

Publicado

el

En la Casa de Las Artes Rural de la Cantera se realizó el primer encuentro de la “Mesa por el Buen Vivir”, Suma Qamaña, Kume Mongen, Mo Ora Riva, que son los nombres que los diferentes pueblos originarios le entregan al concepto del “Buen Vivir”, cuyo origen se remonta a tiempos ancestrales y corresponde, independientemente de cómo se le nombre, a la forma de vida que intenta preservar un número significativo de pueblos originarios, dispersos por todo el mundo.

Así, hasta La Cantera, llegaron diferentes representantes de los pueblos originarios que se encuentran presente en la Región de Coquimbo, quienes entregaron la visión de la mesa, que se relaciona precisamente con formas que hoy la humanidad reclama con desesperación, como una puerta de salida de la degradación social, ambiental y moral en la que nos encontramos sumidos. “Hemos abandonado aquello que nos hace humanos, aquello que posibilita la convivencia social y que evita que destruyamos la “casa común”, sostuvo Manuel Valtierra, vocero de la mesa Kume Mongen.

En términos prácticos, Manuel Valtierra, indicó que en este primer encuentro por el buen vivir se realizaron rogativas a nuestra tierra y solicitaron a los ancestros entendimiento y conocimiento que los lleve a una buena vida, “a través de las enseñanzas de los pueblos originarios buscamos rememorar el camino del buen vivir, del buen hacer, de tener comunión, hermandad y hacer que esos espacios tengan comunicación entre ellos”.

En este mismo sentido, Jorge Ramírez Lemus, de la agrupación “Conciencia Ecológica”, valoraron la invitación que se hace por el buen vivir, “este concepto no sólo está relacionado con el ser humano, sino con todo el entorno natural de donde somos parte. Esto indica cómo podemos cuidar nuestros territorios naturales en beneficios de todos los seres vivos”.

Por su parte, Mariana Palma encargada de la Casa del Arte Rural, señaló que “estamos muy agradecidos por tener estas actividades, los espacios culturales no son nada sin la gente que lo requiere. Precisamente con esta actividad, se hace más presente el legado de Gabriela Mistral”.

Esta otra “racio-emocionalidad” que propone el buen vivir, se orienta al mejoramiento de la calidad de vida de la gente y se sustenta en el respeto a la diversidad y en la renuncia a convertir a las personas en instrumentos de otras personas. El nuevo paradigma, consiste en comprender a las personas como somos seres senti-pensantes, en los que la cabeza (el pensar), el corazón (el sentir) y la mano (el hacer) se complementan en coherencia.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Lo más leído