Connect with us

Comunales

En Coquimbo reconocen a participantes del proyecto “Nuestra Huerta en Guayacán”

Publicado

el

Tres meses de trabajo, compromiso y apoyo mutuo, compartieron los y las integrantes de las Juntas de Vecinos Nº13 y José Tomás de Urmeneta de Guayacán, quienes recibieron sus certificados de participación en el proyecto “Nuestra Huerta en Guayacán”, iniciativa de la Universidad Católica del Norte (UCN), cuya continuidad se analiza dado su positivo resultado.

“Nuestra Huerta en Guayacán”, es una exitosa iniciativa de la Pastoral Coquimbo, gracias al Fondo Concursable de Vinculación con el Medio de la Universidad Católica del Norte, al financiamiento del Ministerio de Educación, al apoyo de voluntarios y voluntarias de la Pastoral UCN Coquimbo, y de  estudiantes de la Escuela de Ciencias Empresariales de la casa de estudios, y a la colaboración de la empresa Viveros Frutiverdy S.P.A. por medio del cual a los vecinos y vecinas crearon huertas familiares y comunitarias, labor que les permitió reencontrarse como comunidad y contar con alimentos orgánicos para su alimentación.

Ante los buenos resultados del proyecto Andrea Letelier, Jefa del Departamento de Pastoral y Cultura Cristiana de Coquimbo de la UCN, resaltó “estamos muy contentos por estas hermosas huertas comunitarias, fruto de un tremendo trabajo realizado en conjunto entre la Pastoral, los voluntarios, estudiantes y la empresa privada; quienes han sido muy importante pues realizaron los talleres donde se profundizaron importantes temáticas para el cuidado de las huertas, y las vecinas y vecinos de ambas sedes que participaron de este proyecto, ya que gracias a su compromiso y dedicación han logrado tener sus propios alimentos orgánicos”.

Vinculación con el entorno

Al referirse al proyecto la Vicerrectora de Sede, Elvira Badilla, señaló que para la UCN el proyecto “Nuestra Huerta en Guayacán” tiene varios significados como “la vinculación con nuestro entorno, pues son nuestros vecinos y nuestros estudiantes y profesores se vincularon en el día a día con los participantes. Para la universidad es muy importante este tipo de proyectos que nos acercan a la comunidad”.

Tras los positivos resultados, Andrea Letelier señaló que el próximo año esperan continuar con el proyecto en el mismo sector, enfocados en los vecinos que no pudieron participar en la primera versión, y junto a ello replicarlo en otras juntas de vecinos cercanas a la universidad. “Creemos que este proyecto ha contribuido a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas que participaron en él, aportado en su salud metal, ya que pudieron compartir y relacionarse con sus vecinas, y salir un poco de su día a día. También ha contribuido en la salud física porque con el cultivo de alimentos orgánicos hemos aportado a una alimentación saludable de los vecinos y vecinas”.

Aprendiendo a cosechar

En una primera etapa del proyecto, Viveros Frutiverdy S.P.A. aportó realizando las capacitaciones a integrantes de las 40 familias de las Juntas de Vecinos N°13 y José Tomás Urmeneta de manera que pudieran crear huertas familiares. En la segunda fase del proyecto se instalaron dos bancales, y plantaron diversas hortalizas y flores, en ambas sedes sociales.

Sidgrid Soto, representante de Frutiverdy SPA quien capacitó a los participantes, destacó que “trabajar con la UCN nos enseñó bastante. Hemos trabajado con varios alumnos, y al trabajar con personas mayores, hemos tenido una gran satisfacción de haber traspasado nuestros conocimientos a ellas y sacarlas un poco de la rutina del hogar”; y agregó que cualquier persona podría tener esta huerta, “nosotros trabajamos con niños, preescolares, adultos, adultos mayores, es muy importante integrar a toda la familia”.

La experiencia de aprendizaje fue muy valorada por los participantes, Norma Plaza Ahumada recordó cómo llegó a participar en la iniciativa, “cuando ofrecieron este proyecto me pareció muy difícil, pero hablaron de la huerta familiar, me gustó el tema. Hice todo lo que me enseñaron y algunas cosas me salieron bien y otras no. El hecho de que llegara la universidad fue algo nuevo, que atrajo a muchas dueñas de casa que no salían. Le doy las gracias a la UCN por este programa tan lindo”.

En tanto Jeison Berrios, Tesorero de la JV Nº13 resaltó que para la gente de Guayacán el proyecto significó mucho, “primero porque el contexto de la pandemia nos encerró y esto se transformó en una vida comunitaria que nosotros queremos seguir potenciando. Es súper importante la sustentabilidad, algo que está muy de moda. Ver que las personas se organizan para venir a regar y cuidar las huertas, es una organización que vale la pena. Esto se quedó acá, nosotros tenemos que abogar por la sustentabilidad, es necesaria y más que nada la vida comunitaria”.

Medición del impacto

Junto con el trabajo comunitario, el proyecto destaca por la labor de los estudiantes voluntarios de la Pastoral y de la Carrera de Ingeniería Comercial quienes, explicó Loreto García Saavedra, Jefa de Carrera y Docente de Ingeniería Comercial de ECIEM, prestaron apoyo logístico en los cuatro talleres de capacitación que se realizaron.  Además, agregó “trabajamos con la metodología A+S, hemos sido asesorados por CIMET, de manera que los estudiantes nos están ayudando a evaluar los impactos del proyecto en áreas como la salud mental de los participantes, salud física, la alimentación, recuperación de áreas verdes del sector y en la economía del hogar, información que se entregará a la Pastoral para que conozcan los impactos del proyecto con miras de poder realizarlo en otros lugares o ampliar la intervención del lugar”.

En este contexto, Paula Cavieres, Secretaria de Vinculación con el Medio de la UCN, resaltó que “este tipo de proyectos, que fueron postulados a los Fondos Concursables de Vinculación con el Medio y financiado por el Ministerio de Educación, son muy relevantes para la UCN, ya que responden a la política de vinculación con el medio que tenemos como institución, en donde buscamos, dentro del ámbito responsabilidad social y cultura, acercar este tipo de iniciativa a la comunidad. Donde a través de la docencia de pregrado, con el apoyo de estudiantes mediante la metodología A+S, logren un aprendizaje y que la comunidad reciba una mejora en su calidad de vida. Ahí logramos lo que nosotros buscamos con la Vinculación con el Medio, la bidirecionalidad, es decir, nuestra comunidad es enriquecida con los productos que se logran con este tipo de iniciativa y también nuestros estudiantes aprenden de la comunidad para su formación integral”.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

Lo más leído